¡AUXILIO! UN SOPORTE EMOCIONAL PARA MAMÁ…

Cómo mamá estamos llamadas a velar por la salud emocional de nuestros hijos, pero, ¿En quién nos apoyamos nosotras?

Navegar en las aguas de la crianza supone o más bien requiere muchisima paciencia, amor, compresión y un sin fin de virtudes para con los hijos, hundirse en estas agua tiene la facilidad de llevarnos al olvido de nosotras mismas, un golpe bajo para el amor propio, lo que a su vez será un ejemplo que no querremos que nuestras niñas y niños apliquen a lo largo de su vida.

Hablar, es una necesidad de la mujer, estar hermosa y bien cuidada eleva el autoestima y la buena actitud, una ducha larga y SOLA, salir con amigos, un spa, buen sexo, entre otras cosas, también son generadores de actitudes optimistas, necesarias para criar efectivamente, si, necesarias para criar efectivamente, ¿acaso una femina que se olvide de ser mujer para solo ser mamá, puede ser una buena madre? la respuesta es clara, el oprimirte en otras áreas de tú vida, el enojo y la culpa, no te permiten ser una mamá empática 24/7.

Mamá es el soporte emocional de los hijos y papá es el soporte emocional de mamá.

Tener un hombre al lado que entienda la importancia de estar ahí como apoyo, como columna para nuestras emociones, que nos escuche con nobleza, que nos abrace con frecuencia, que nos dedique tiempo de calidad, que lleve en sí la delicadeza de prepararnos un té, que de vez en cuando llegue con flores, que se haga cargo de los niños mientras vamos al salón de belleza, son tantos detalles que pueden tener el poder de reiniciar nuestra paciencia y compresión para nuestros hijos, que tener un caballero así es una bendición.

¿Y las mamás solteras? Es necesario buscar apoyo, en una amiga, hermana, tía, mamá, quien esté disponible y sea de nuestra confianza para darnos por lo menos dos horas para nosotras cada semana. Y sí estás completamente sola, GENERATELO ASÍ SE PIDE A DÍOS…

Si necesitas tiempo para tí, tu cuerpo y emociones lo están gritando hace rato, con enojo, estrés, frustración constante o con alguna enfermedad, si, enfermedad, cada enfermedad te está diciendo algo, aprendamos a conocernos y escucharnos.

La historia de María

Un día María estaba muy estresada por su día a día con los niños, la casa, la comida, los interminables platos sucios, su trabajo, y todo lo que con lleva mantener niños bien cuidados.

Luego de un día largo, agotada, con años sin tomar tiempo para ella, explotó, y dió unas nalgadas a uno de los niños que se movía y gritaba descontroladamente, Maria se arrepintió inmediatamente de su acción, entre la culpa, el enojo y el estrés, se paralizó con ganas de llorar.

En ese momento entró Pedro, su esposo, cargó al niño, lo abrazó y se lo llevó a jugar.

Entonces el corazón de María se alivió, su enojo cesó, su culpa desapareció, y pudo tomar un poco de tiempo para calmar su estrés.

Cómo mamá es necesario solicitar apoyo para renovarnos, para cargarnos de energía y decirnos a nosotras mismas «Me amo, y también tengo tiempo para mí» y ese es el mensaje que dejaremos a nuestros hijos.

También leé 3 pasos para ENCONTRAR la PAZ y vivir en ella.

¡Qué la felicidad se quede siempre contigo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s